lunes, 25 de enero de 2010

Mis CINCO libros por Eve Gil


Editorial Jus ha pedido a sus autores que realicen una lista de los cinco libros que han marcado su vida y por qué. En las siguientes semanas estaremos ofreciéndoles sus recomendaciones. Esperamos que las disfruten y dejen sus comentarios.


Mis CINCO libros
Por Eve Gil

1.- "El negro artificial y otros relatos" de Flannery O’Connor, Editorial Jus.

Me parece increíble que casi nadie conozca a esta autora que, habiendo yo estudiado a cientos de autoras a través de La Trenza de Sor Juana, afirmo que es la mejor que he leído en mi vida. Flannery posee una magia que me cuesta trabajo definir, porque sin recurrir a maniqueísmos ni a moralinas, nos hace salir de sus relatos convertidos en alguien capaz de conmoverse con la maldad del ser humano tanto como con su bondad. Es de las pocas autoras estadounidenses, si no la única, que no recurre a la división bien/mal para encausar una historia, sino que explora exhaustivamente el espíritu de todos sus personajes, incluidos los psicópatas, como en el más maravilloso de sus relatos, incluido en este mismo libro: “Un buen hombre es difícil de encontrar”.

2.- "Drácula" de Bram Stocker.

Me les adelanté casi treinta años a las niñas actuales que suspiran por los vampiros. Drácula se convirtió en la obsesión profana de mi adolescencia. Hubiera sido candidata segura al psiquiatra si se me ocurre contarle a alguien que mi “sueño húmedo” consistía en ser mordida por un vampiro y convertirme en vampiresa. En aquel entonces era yo una niña muy triste, abandonada a su suerte a consecuencia de los pleitos conyugales de sus padres, y si bien la existencia de los vampiros pareciera lo más triste y solitario que pueda existir, me resultaba seductora comparada con mi vida real.

3.- La obra completa de Oscar Wilde.

Aunque muy específicamente “El ruiseñor y la rosa”. Puedo asegurar que fue este relato el que me convirtió en escritora. Cuando al término de la lectura del mismo me vi empapada en lágrimas y sin voz, supe que era eso lo que quería: producir emociones, quizá no tan intensas como las que Wilde produjo en mí, pero sí sacudir, provocar, estremecer: por eso soy escritora.

4.- "Cumbres borrascosas" de Emily Brontë.

Esta novela fue considerada rara en su momento (mediados del siglo XIX) y lo increíble es que lo sigue siendo. Ninguna novela que haya leído antes posee tantos vericuetos y facetas de los personajes. Se le ha escatimado a Emily Brontë el honor de ser la primera en emplear el término denominado por Sergio Pitol “nube de testigos”: la gloria se la ha llevado W. Faulkner. Pero la verdad es que Faulkner es alumno de esta jovencita que únicamente alcanzó a escribir una sola pero increíble novela. A través de ella supe que los escritores tienen todo el derecho a buscar su propia voz, su propia forma de narrar historias.

5.- "El arte de la fuga" de Sergio Pitol.

Tras la primera lectura de este libro, que suelo releer eventualmente, supe que tenía que salir corriendo de mi ciudad de origen (Hermosillo) y expandir mis horizontes…y viajar, aunque fuera dentro de la República Mexicana. Viajar lo que se pueda. Asimismo he de señalar que mi blog La Trenza de Sor Juana es hija de este libro, pues aunque temáticamente poco tienen que ver, opté por recurrir al método de Pitol -ensayo narrativo- para elaborar mis ensayos biográficos sobre escritoras que algunos nombran –y me halaga muchísimo que lo hagan- “cuentos”.


"Virtus" de Eve Gil, Editorial Jus, 2008, 124 págs., 119$.

El futuro, hoy. Eve Gil, incansable promotora cultural y una de nuestras autoras más interesantes, plantea en "Virtu"s, novela de ciencia ficción, una escenario que ya es actual: el control de las masas gracias a los medios. A través de la mirada de una niña que es desenchufada del sistema viajamos por el caos del país a los miasmas corruptos del poder.

Autora

Eve Gil (Hermosillo, 1968) ha obtenido los siguientes premios: Premio Nacional de Periodismo Fernando Benítez en 1994, certamen La Gran Novela Sonorense en 1996, Mención honorífica en el Certamen Libro Sonorense con su obra de teatro "Electra masacrada" en 1994 y primer lugar en 1996 por su novela "El suplicio de Adán". Ha obtenido varias becas del Fonca de jóvenes creadores y del FECAS de Sonora. Algunos de sus libros: "Réquiem por una muñeca rota" (Tierra Adentro), "Cenatafio de Beatriz" (RD), "Sueños de Lot" (Porrúa), "La reina baila hasta morir" (Ediciones Sin Nombre/Ediciones Fósforo) y "Sho-han y la dama oscura" (Suma de letras). Tiene a cargo la columna Charlas de café en la revista Siempre!, y su proyecto más duradero-fascinante su blog sobre escritoras La Trenza de Sor Juana. http://www.la-trenza-de-sor-juana.blogspot.com


Notas de prensa, reseñas y entrevistas

"Eve Gil viaja en el tiempo", entrevista realizada por Édgar Velasco, Milenio, dic 2008.
La escritora sonorense decidió viajar en el tiempo: proyectó cómo sería un fraude electoral en el futuro y escribió Virtus, novela a la que describe como de “ficción especulativa”.

"Describe Eve Gil mundo apocalíptico", por Juan Carlos Aguilar, La Crónica, ago 2008.
"La televisión me da terror porque ha producido verdaderas catástrofes políticas en todo el mundo”, señaló la escritora Eve Gil.

"Realidad virtual como realidad sin más", reseña por Juan Antonio Rosado
En este sentido, una de las más intensas narradoras mexicanas, Eve Gil (Hermosillo, 1968), ha sabido tratar sus temas con una forma no sólo audaz y original, sino, sobre todo, esa forma le ayuda a desplegar una serie de obsesiones con profundidad e intensidad. Muchos de sus personajes —grotescos, patéticos, locos, inteligentes, repulsivos o atractivos— son entrañables, seres vivos que sufren y gozan su realidad.

"Anestésico no virtual", reseña por Judith Castañeda
La portada jala la vista: ante un fondo diluido, de tonos arena y débiles verdes, un niño –o niña– tiene el rostro vuelto levemente hacia la izquierda. El cabello oculto en la capucha de la sudadera o corto, las manos en los bolsillos de la prenda. No se puede decir que observe un punto más allá de la ilustración: carece de ojos, de nariz, de cejas, de boca. Su rostro es una masa de la que se podría desenterrar una escultura de cualquier estilo, desde un busto griego hasta una figura humana bidimensional con un solo ojo. La idea es precisa: un rostro donde es posible trazar cualquier rasgo, una ciudad de bloques en la que se proyecta una película sin final aparente."

Reseña en la Revista Axxon Ficción (de Argentina)
En su novela plantea un México futurista en el que la Inquisición ha vuelto a quemar a la gente en la pira y donde la tecnología ha avanzado de tal manera que los gobernantes controlan absolutamente todo lo que la gente ve y sabe.

"Virtus: Ciencia & política ficción", reseña de Imanol Caneyada
Virtus es, en ese sentido, una renovación de los peligros de la tecnología al servicio de los totalitarismos que en el caso de Un mundo feliz o 1984 se disfrazan de advertencia, pero que en la novela de Eve Gil (y esto es lo aterrador), la sensación de “¡en la torre, esto ya está ocurriendo!”, se convierte en una pesadilla de la que no nos preserva ni la hipótesis futurista. Es decir, Virtus se trata de una novela que debe leerse en el presente, desde el pasado, y olvidarse de que el año 2068 es el tiempo de la voz narradora.


Related Posts with Thumbnails